10 errores más comunes de las parejas.

10 errores más comunes de las parejas.

Independientemente el tipo de pareja estos son los errores que por alguna u otra razón siempre son potenciales en el proceso de planeación de una boda, ¡asegúrate de identificar tu error y lidiar con él!

  1. No dar prioridad a la ceremonia. Las promesas de amor eterno no suceden en un carnaval, o entre los velas de los centros de mesa. La magia sucede EN LA CEREMONIA, la boda es LA CEREMONIA. Recepción es el festejo entorno a LA CEREMONIA.
  2. Cuando se planea con tiempo, 9 a 12 meses, se pretende distribuir la planeación a lo largo de ese tiempo. No se debe pretender abarcar todos los pendientes el primer mes, ya que es probable que en 12 meses las tendencias varíen y terminen planeando 3 bodas, con los constantes cambios de opinión y nuevas propuestas del mercado.
  3. Contar con los 15 días hábiles antes de la boda como días para terminar pendientes. 15 días antes de la boda solo se debe DISFRUTAR, no es tiempo para planear.
  4. No programar dentro del proceso de planeación temas como mudanzas, acomodo en nuevo hogar y elaboración de equipaje para luna de miel.
  5. Creer que necesitan ver todas las opciones, o cotizar en exceso, a pesar de haber encontrado la opción que les gusta. Ver demasiadas opciones puede ser abrumador y confuso, puede desorientar incluso el gusto más definido.
  6. Dudar de los proveedores que han elegido. La elección de proveedores se debe hacer a conciencia y con responsabilidad. Incluso llamar directamente a un proveedor para verificar la información que el organizador le ha dado, representa la desconfianza general que la pareja tiene sobre todos sus proveedores o asesoría.
  7. Pensar que se le puede quedar bien a toda la familia e invitados, con decisiones que sólo deben complacer a la pareja misma.
  8. Dar demasiada importancia a los gustos, experiencias y parecer de familiares y amigos. Siempre es importante escuchar a los demás, pero las decisiones no se deben tomar en torno a ellos. Ya que quienes se casan es sólo la pareja.
  9. Pensar que las bodas de las películas existen en la realidad. Definitivamente en la realidad hay bodas “de película” pero en la realidad no hay cortes, los familiares no son actores, las emociones son incontrolables, el clima es impredecible y los proveedores son humanos. Definitivamente la planeación y coordinación es el seguro más sólido que una pareja puede tener de su boda ideal, pero la escena perfecta es la que sólo se ve con el corazón.
  10. Pensar que después de la boda las cosas serán diferentes. Entonces por eso creen que pueden faltarle el respeto a sus familiares, a su pareja, incluso también dar demasiada libertad a los padres de decisión e intervención en decisiones de pareja. Lo que sucede durante estos meses de planeación en términos de relaciones familiares, es muy posible que se mantengan o se intensifique después de la boda, ya que la boda es tan sólo el inicio del resto de sus vidas juntos.

Todos estos errores lo que no permiten es que la pareja disfrute su momento, entonces dejan pasar los días y meses de la planeación dando espacio a estas circunstancias que no dejan que ellos se concentren en lo único importante, la familia que están por formar.