Love is patient, love is kind.

Love is patient, love is kind.

Por 6 meses tuve la bendición de planear la esperada boda, día que llegó finalmente el 5 de Abril. Fue un proceso muy detallado, porque nos enfocamos en los detalles, pequeños, grandes y diminutos.

Durante esos 6 meses siempre oramos para que no nos lloviera (porque teníamos la ceremonia al aire libre), definitivamente teníamos plan B, pero tener un plan B aunque no lo crean para mi, a nivel logístico, es lo más fácil pero creerle a Dios es mucho más intenso. Reconozco que aunque se planee un plan B nunca se quiere ejecutar.

Dos días antes del famoso 5 de Abril, empezaron las lluvias, y el día de la boda no fue la excepción. Durante todo el montaje, mi equipo de trabajo y todos los proveedores estuvimos siempre pidiendo a Dios para que sostuviera la lluvia. Una hora antes del ingreso de los invitados, finalmente la lluvia nos visitó, pero sin límites, era lluvia de verdad.

Hago tanto énfasis en la lluvia porque fue gracias a la lluvia que tengo un sentimiento de satisfacción y agradecimiento en el pecho que no me cabe. Finalmente nos movimos al plan B, pero siempre con la fe de volver al plan original, y después de una hora y de múltiples cambios, volvimos justo al jardín donde la pareja soñaba con casarse, salió el sol y hasta hizo una atardecer como de diciembre.

Todo mi equipo y mis proveedores teníamos risa nerviosa de la emoción de haber vuelto al plan original después de la lluvia. Estoy eternamente agradecida con ellos porque se necesita de tener una actitud de compromiso, colaboración y paciencia para lograr lo inesperado. Esto me recordó la lectura de Corintios que nos da las cualidades del amor, entre ellas lo paciente y bondadoso que debe ser.

Creo fielmente que Dios nos ama con esa paciencia y esa bondad, y EL es capaz de deshacer y hacer los planes de 6 meses, en minutos.

Al saborear el resultado final de la ceremonia y recepción, al ver bailar a los novios y compartir las sonrisas de ellos, puedo suspirar de satisfacción al saber que sobre todo plan, la voluntad de Dios siempre es buena, agradable y perfecta. Cuando la pareja tiene el corazón en el lugar correcto, y tiene claro que no se casan con un jardín, o con un vestido sin mancha, sino con su pareja, todas las piezas se acomodan y podemos disfrutar de un verdadero matrimonio, más que de una fiesta perfecta.

Cómplices del éxito: CampoLago, CostaMesa, Dgala, TopCakes, Dj Vargas, Cristoforis, AleSura, Zoomfilm, Festivité, EventosUtopia, ArtedePapel, Cavica, Guadalupe Brenes(estilista) y con dos estrellitas Stylos&Flores.